Laura (nombre ficticio para mantener el anonimato) actualmente tiene 24 años y es hija de Gloriana, la protagonista de la historia de adopción del mes de Marzo. Ella amablemente accedió a conversar con ACOFA, para compartir su testimonio de adopción desde su perspectiva de hija y porque su historia que tienen múltiples adopciones, ya que Laura adopto:

 

  • A los hijos de su padrastro como hermanos de sangre.
  • A los hijos de su papá con su madrastra como hermanos de sangre.
  • A su padrastro como un padre más.
  • Y finalmente adopta a todos los integrantes, dos papás, su mamá y 9 hermanos, como familia.

 

Una historia ejemplar donde el trabajo en equipo de todas las personas, contribuyó para que hoy sean una familia de 13 personas extraordinaria.

 

Mi familia es una familia muy poco común, ya que yo tengo 2 papás, 1 mamá y 9 hermanos. Sí… así describo a mi familia”.

 

Todo comenzó cuando yo tenía aproximadamente 5 años, mami empezó a salir con Miguel y como al año de estar saliendo juntos, conocimos a sus hijos (los de Miguel) a través de una salida al cine que Mami y él organizaron. Yo estaba súper emocionada, me recuerdo que pensaba que ropa me iba a poner, porque a pesar de que yo tengo un hermano mayor (de papá y mamá) y más hermanos por parte de mi papá (biológico) mi sueño siempre fue tener una hermana mayor y Miguel tenía 2 hijas más grandes que yo.

 

Ese día yo fui una “pega” no me separaba de las hijas de Miguel, que para ese momento tenían 9 años y 12 años. Cuando conocimos a los hijos de Miguel no teníamos idea de que ellos más adelante se iban a ir a vivir con nosotros, así que cuando nos dieron la noticia de que se irían a vivir a nuestra casa, para mí, fue lo más increíble del mundo, primero fue vernos a todos como una pandilla y además me di cuenta que iba a tener una compañera de vida y al día de hoy es así, mi hermana mayor es mi mejor amiga, a pesar que está viviendo en otro país nos llamamos y mantenemos una constante comunicación.

Historias de Adopción en Costa Rica

Historias de Adopción en Costa Rica

Historias de Adopción en Costa Rica

Historias de Adopción en Costa Rica

Muchos fueron los factores que contribuyeron para que la relación de la familia fuera sólida desde un inicio. Primero la química que hubo entre todos desde el primer momento, esto hizo que yo los viera desde el primer día como mis hermanos de sangre, tanto a las mujeres como a los hijos menores de Miguel, ya que los hijos más pequeños eran unos bebés guapísimos. Por otro lado no puedo descalificar el trabajo que hizo mi mamá desde el inicio, ya que “fue preparando el terreno” como se dice popularmente para el primer encuentro, ella nos hablaba de ellos, nos contaba cómo eran y poco a poco les fui tomando cariño sin conocerlos aún, así que cuando los vi, por lo que mi mamá me había dicho de ellos, ya los quería. Por otro lado mami y Miguel hacían actividades para nosotros todos los fines de semana como pin nic, salir a pasear entre otras cosas, entonces eso ayudo a consolidar mucho la relación. Y finalmente mi mamá desde el inicio le dejo claro a Miguel quien era mi papá y que él (Miguel) no iba asumir ese rol, ya que mi papá siempre ha estado súper presente en mi vida.

 

Hoy en día yo considero que en la cabeza de mi mamá y mi papá (Miguel) era donde había bandos y posiblemente esto generaba los conflictos de pareja que tuvieron en algún momento. Por esta razón cuando nosotros (los 6 hermanos que vivían en la misma casa) nos dimos cuenta que por los problema que tenían mami y Miguel habían posibilidades de divorcio, conversábamos y nos cuestionábamos que pasaría si ellos se dejaban, ya que legalmente ya no íbamos a ser hermanos, pero yo les decía que siempre íbamos a ser hermanos porque yo así lo sentía. De la misma manera que con la familia política del lado de Miguel, los papás de él son mis abuelitos, sus hermanos mis tíos y así los iba a seguir viendo siempre, nos adoptamos todos a todos.

 

Con relación a los hijos de mi papá (biológico) hay una relación muy estrecha, salimos a pasear y compartimos mucho e inclusive los hijos de Miguel también se llevan muy bien con mis otros hermanos, todos salimos juntos, los cuatro hijos de Miguel, mi hermano por parte de mami y papi y los cuatro hijos de mi papá. Si yo sé… somos un enredo de familia, pero en medio de este enredo nos amamos como una familia de sangre, tanto así que para nosotros es horrible que nos digan que somos hermanastros… nosotros somos hermanos y le he comentado a mi mamá que si en algún momento tengo que defender alguno de ellos por alguna llamada de atención injusta que ella hace, lo voy hacer.

Por otro lado, por todo lo comentado anteriormente, para mí Miguel es un papá más. Recuerdo que para mí baile de graduación eran dos mesas, una con papi, mi madrastra y mis hermanos, y otra con mami, Miguel y mis hermanos. En el vals inicial, yo baile la mitad de la canción con papi y luego mi papá le cedió el espacio a Miguel para que terminara de bailar conmigo, porque yo me decía: ¿¡cómo no voy a bailar con Miguel, si también es mi papá!? A ambos los veo como mis papás, los dos han influido muy positivamente en mi vida y gracias a la personalidad de cada uno hoy yo soy como soy.

 

Describo a mi familia como llena de amor, locos en el buen sentido, siempre estamos buscando actividades para estar juntos. Si me preguntan ¿Cuál es la clave de mi familia? considero que es siempre ser positivo, ver las cosas buenas de cada situación y que Miguel siempre nos inculcó un espíritu de equipo, donde como equipo nos tenemos que apoyar. El enredo de familia que yo tengo nadie lo cree y me dicen que soy un caso en un millón, pero en medio de este enredo ha sido una experiencia maravillosa tanto así que yo también quiero tener una familia gigante, tener muchos hijos. Cuando vemos que los amigos solo tienen un hermano, pensamos: que aburrido… ¿cómo hacen?

 

Mi consejo para las familias con una dinámica similar es tener paciencia, que no todo siempre es lindo pero al final siempre vale la pena, verse como un equipo, un grupo de amigos, un grupo de gente que se ama.

Historias de Adopción en Costa Rica